miércoles, 16 de mayo de 2007

Noche



Necesito esta noche, para que el sueño venga y te traiga.

Necesito quedarme en ella y posponer la espera inútil del amanecer que no tengo.

Necesito dejarme la oscuridad y el frío para recuperar la calidez del futuro que no existe.

Necesito cobijarme en esta noche, y seguir perdida, no sabida, ignorada.

Necesito la seguridad de saber que no sé nada, que mis intentos no son más que botellas que se lanzan a un mar que no acabará nunca y que traerá de vuelta los mensajes enviados cuando baje la marea, cuando los pájaros abandonen el árbol, cuando las niñas sigan jugando y los viejos encuentren sentido a sus muertes.

13 comentarios:

Amapola dijo...

Y en sueños vive, en el de la noche eterna, en el de su oscuridad silente...
Y ahi es donde pertenecen y han de quedarse, donde no puedan tejerse reales sobre tu vientre pues de los sueños no han de pasar.
Mas temprano que tarde ha de llegar la hora de despertar.
Estás escribiendo precioso, aquí, allá y más allá.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Vengo a felicitarte por lo que me contaste. He estado de aqui para alla..pero que decirte que me alegro muchisimo y si publicas, espero que me sigas dando bola nena!! jaja.

Sos una gran amiga clara, y brindo x el encuentro mal portado

Petra

cris dijo...

está bonito caracolita, me gusta mucho porque se siente real. yo he sentido la seguridad y calma que da no saber nada. se da poco, pero se da.

Herrero dijo...

Esa carga que llevas, Caracola, es un peso que se aliviana en cada palabra que emanas.
Un peso que se comparte, porque de él se aprende a caminar pausado por esta vida, cuando la noche recuerda que algo-alguien se necesita.
Hay vino servido en la cabaña. Cada quién puede darle el uso que quiera.

fgiucich dijo...

La íntima necesidad de conocer el alma en noches como ésas. Abrazos.

matlop dijo...

la palabra perro no muerde!!


un abrazo para ti
M.

pancha dijo...

Vengo a dejarte un abrazo

Diegobocarde dijo...

Imaginé de pronto un ejercito de poetas drenando los metafóricos mares de sus miedos sin respuestas y un gigantesco rayo de luz por los millones de botellas reflejado, los cegaba sólo de un ojo y eran cíclopes luego los que con desespero recuperaban los vocablos y alimentaban con las sales de su único ojo humedecido, un oleaje absurdo pero nesesario.

Alejandro Desvariando Oscurecido.

Pri dijo...

Holaa!Gracias por pasarte ^^
Has visto q wapina era de peque?jeje

***********************

Necesito la seguridad de saber que no sé nada,me gusta :)

Mamac. dijo...

Por la naturaleza de tu blog no se si podrás hacerlo, pero te invité a un juego, ve mi blog.

Unmasked (sin caretas) dijo...

estas re perdida, yo se porque, no me digas mas. Pero no es lo mismo este mundo tan extrano sin tu prescencia. Todos te extranamos.

Te mando un beso grande, hoy dia feriado, algo gris y nublado, pero en paz

petra

Pus-modernidá dijo...

atractiva evocaciòn
de letras e imàgenes en tu blog!!!

cris dijo...

preciosa, qué lindo poema de la chilena de osorno.
espero más cosillas de tí.
un beso.