viernes, 5 de octubre de 2007

Estoy

En medio de la tarde, en casa, haciendo la ceremonia de los recuentos.

Arriba en el cuarto, recortando papelitos que se irán volando desde la ventana al viento, que portan secretas invocaciones para esos días que aún no existen pero están.

Mañana a las tres, en la playa, a la orilla de mar, leyendo ese cuaderno donde escribiste que no volverías a ese ayer donde te perdiste.

En la tarde del domingo que viene, pensando en que haré de comer.

En el viernes antes de que vinieran a llevarse a mi hermano, para no devolverlo más y él contándome de hombres lobo que me vendrían a llevar a mí.

Y en la medianoche de ese lunes primero del invierno que no ha sido, caracoleando entre los pliegues de la piel del mar.

En la mañana pasada que supe que te querías quedar, aunque solo un rato, para después irte tras las estrellas.

Y en ese día que volverás porque las estrellas se apagan y en mi casa no quedará luz para darles a ellas ni a ti.

Y en el ayer cuando preguntaste por mi y no me hallaba porque estaba pensando en dónde estaba, hoy ayer y mañana, sintiendo con todas mis partes y sin ninguna.

12 comentarios:

César-in dijo...

¿Estás? ¿Cómo estás? ¿Dónde estás? ¿Estás bien? ¡Siempre estás! ¿Siempre eres? ¿Eres bien? ¿Dónde eres? ¿Cómo eres? ¡Eres!

mahaya dijo...

A veces estar es suficiente.

alemoon dijo...

está hermoso tu blog, amiga, también tu prosa ociosa.

besos

Antonia dijo...

A mi me sorprende y admiro también, esa capacidad de tienes de mostrarnos lo cotidiano con un toque de intimidad que conmueve, a mi me conmueve... se siente la historia como Historia... besos y un brindis con abrazo para ti

c. dijo...

bonita la ceremonia de los recuentos, la pura palabra recuento es bonita... saludos y gracias por ir, c.

Unmasked (sin caretas) dijo...

nena necesito hablar con vos. subi al msn. estoy

petra

fgiucich dijo...

Haciendo pedazos las hojas de papel, es la forma de contarle al viento ese sentimiento impreciso que nos turba, pero a su vez, nos hace pensar en nosotros. Abrazos.

Agustina dijo...

¿Donde andas querida Siempre? Estas letras estan muy tristes.

indianguman dijo...

Qué loca esa ceremonia de los recuentos, a veces uno tiene que estar como ausente y desdoblarse un poco para ver en perspectiva. Qué lindo lo dices!

besito

Mamac. dijo...

Hola! muy lindas las fotos que agregaste, muy pero muy adecuadas para leerte me encantaron. entrar a tu blog ashora es como observar una instalación completa, no sólo poesía. Buena.

Diegobocarde dijo...

Hola niña, como ves yo siempre por aquí´, otra forma de reencuentro. Pronto intentaré reencontrarme con las letras.
Holas y olas.

Alejandro Diafanoscuro.

Mamac. dijo...

mmmm... no, no estás.