domingo, 1 de abril de 2007

No tengo poema, no tengo el refugio de la palabra en estos días, no tengo la alquimia suficiente que haga posible detenerme en el tiempo mientras llegas. Pero a veces, logro convocar la magia para reírme de mi misma, reírme mucho porque me divierte verme acá en este sitio donde no se puede hacer otra cosa que no sea estar.

No tengo poema, no tengo frases celebres, ni frases hechas, ni bonitas frases. Para ti sólo tengo hechos, tengo miradas, tengo piel, tengo lo que me quedó luego de la última batalla, tengo lo que cuidé y dejé en el lugar secreto. Así que te aviso, no tengo poema…

3 comentarios:

Unmasked (sin caretas) dijo...

Las palabras tienen peso, pero no son hechos, se van en palabras.

Es como los amores encendidos por el papel..si lo sabre yo. La realidad se disfraza de poemas, y te olvidas de lo que te enamoraste.

No, definitivamente, soy gringa, practica, y me quedo con las acciones, con eso podemos hacer algo.

Petra

pancha dijo...

Puede que no tengas poemas ni frases celebres ni un centavo que tirar a la fuente, pero te tienes a ti y la historia que han construido juntos... besotes al por mayor...

kiantei dijo...

Con convocar a la magia basta y sobra...y la poética, esa se la dejamos a los que le resultan mejor las letras.
Vivir a concho es la consigna.
Toy de vuelta, toy Filí