viernes, 24 de agosto de 2007

Evocar, que necio placer.

Evocar como si el pasado hubiera existido

Como si las noches se hubiesen quedado en algún lugar.

Como si fuera posible volver sobre mi misma y recogerme,

Ahí donde estuve, donde fui, donde me perdí.

Evocar haciendo el intento de rescatarme o recuperarme de allí, como si no hubiese desaparecido, como si fuera posible un ahora que no tenga como referencia ese antes

Evocar, como si fuera posible alguna vez volver.

7 comentarios:

Gloria, the queen of machines dijo...

Sin pasado, no hay bases para el futuro. Sin memoria, no hay aprendizaje...

Recógase una y mil veces. Piérdase y vuelva a encontrarse. Siempre hay oportunidades; si no fue en esta, vendrán otras, hasta que la lección sea bien adquirida.

Lave su corazón con agua y con cenizas que sean verdaderas, desate las amarras que la mantienen lejos en horizontes extraños... Y si aún falta, busque música para la emancipación!!

kiantei dijo...

Necio placer,
necio placer que de tan necio npos sustenta y sujeta, nos arrastra y forja...
Clarita Maritt, que intensa.

Un beso.

fgiucich dijo...

Al evocar es preferible mirar para adelante, porque el regreso, muchas veces, es difícil. Abrazos.

Maria dijo...

Me gustó mucho tu escrito,
hacia tiempo que no pasaba por aca..
que andes muy bien y tengas un buen fin de semana!
un saludo,
María.

cris dijo...

Hola Clara, pon todos los hilitos que quieras, que yo tengo muchos que van para Chile.

Diegobocarde dijo...

será esto una huella?.

Trescaídas dijo...

¿Evocar como si no se evocara?